Cicloturismo vitivinícola por La Borgoña

Después de la jornada intensiva vivida en Futuroscope, retomamos el camino que nos habíamos marcado desde un principio, visitar la Alsacia y Estrasburgo. Teníamos que cruzar Francia a lo ancho y una parada que teníamos muchas ganas de hacer era en Beaune, uno de los pueblos más fructíferos de la Borgoña, y recorrer parte de la Côte D’or, como se conoce esta región, en bicicleta, ya que hay unos fantásticos recorridos para hacer cicloturismo.

Con las llanuras de Champaña al norte y el valle del Ródano al Sur, Borgoña tiene motivos para considerarse el corazón de Francia. Tiene unos paisajes campestres de los mejores del país. Dos de nuestras grandes pasiones y también de los franceses…. El vino y la comida, que se combinan en esta región como en pocas. Otro de sus atractivos son sin duda las excursiones que se pueden realizar tanto a pie o en bicicleta.

BEAUNE

Es la capital de la Côte D’or a 44 Kms. Al sur de Dijon. Se trata de uno de los mejores sitios de Francia para probar el vino, es la razón de ser de la prosperidad de esta ciudad ya que en ella no solo lo producen, sino que lo venden y lo mejor de todo lo puedes beber.
El casco antiguo posee el magnifico Hotel- Dieu, el hospicio medieval más bonito de toda Francia. Otro de los puntos de interés que podemos visitar es la Basílique Collégiale Notre Dam, construida en estilos románicos y góticos entre los siglos XI y XV. Te puedes mover perfectamente por ella en bicicleta gracias a su carril bici. En sus calles peatonales abundan las terrazas que se llenan cuando cae el sol. Desde el camping donde nos alojamos, (Les cent vignes)  tardas 5 minutos en llegar al centro de la villa. ¡¡¡Que gozada!!!.

CÔTE D’OR

Este departamento recibe su nombre de una de las principales regiones vitivinícolas del mundo, desde Dijon al norte hasta Beaune al sur. Las mejores cosechas de Borgoña proceden de esta región, vinos rojos, tintos y blancos estupendos. En los pueblos de Côte D’or, se pueden degustar y comprar vinos en muchísimos lugares, solo hay que buscar las señales que indican dégustation (cata), domaine (finca productora), château, o cave (bodega), o simplemente vins (vinos). Otro término clave es gratuit (gratuito) aunque ellos suponen que el que visita una bodega tiene la sana intención de comprar.

SENDERISMO Y CICLISMO

Borgoña está surcada por miles de kilómetros de senderos para excursiones a pie y en bicicleta. Una amplia gama de pistas locales atraviesan algunas de las más bellas extensiones de viñedos de Francia.
Nosotros decidimos disfrutar de esta maravillosa experiencia e hicimos la nueva Voie des Vignes, ruta para bicicletas de 20 kilómetros, indicada con señales rectangulares en color verde, va desde el Parc de la Bouzaise de Beaune pasando por Pommard, Volnay, Meursault, Puligny-Montrachet y Chassagne-Montrachet, hasta Santenay, donde se puede emprender el segmento norte de la Voie Verte. Todo el recorrido se hace entre viñedos.


Nos alojamos en el Camping Municipal de la ciudad pues ya tocaba hacer una lavadora y después de las excursiones en bicicleta poder descansar tranquilamente. Es un camping que se encuentra a 300 metros de las murallas del pueblo, no tardando a pie mas de 10 minutos en llegar al centro de éste, con parcelas bastante grandes, una sala de internet, restaurante, y pequeño mini mercado, instalaciones nuevitas, y todo a muy buen precio.

Realmente la experiencia es muy gratificante y por supuesto muy recomendable, cada vez que llegas a un pueblo aprecias no solo la belleza de sus preciosas casas de piedra con sus ventanas repletas de flores de colores, sino también su forma de vida, su día a día entre viñas.