Platea, le hace más fácil la vida a un celiaco como yo.

Durante nuestras escapadas viajeras y a pesar de tener una larga experiencia en este mundo de la celiaquía, muchas veces mis padres y yo no podemos comer a la misma hora o en el mismo lugar y muchos os preguntaréis ¿por qué?…

…Hola, ¡buenas tardes!, soy celiaco, de entre todos los platos de la carta, ¿hay alguno que no contenga gluten?… Con solo verle la cara y escuchar la respuesta del camarero a la pregunta, sinceramente ya sabemos si hemos acertado o no en la elección del local. En muchos casos habrá que seguir buscando.

He de reconocer que a veces es por mi culpa, porque directamente no hay nada que me apetezca o sencillamente lo que tienen no me gusta. Otras veces sin embargo…

Platea, una experiencia Sin Gluten

En este post os cuento mi fantástica experiencia “sin gluten” durante nuestra reciente escapada a Madrid.

Estaba ansioso por llegar a la capital, ésta vez de manera muy especial y no por ver la ciudad, la cual ya conozco, sino porque era mi primer Fitur y se presentaba lleno de emociones y experiencias inolvidables. Era jueves por la noche y nada más llegar del aeropuerto teníamos quedada bloguera. ¡Chacho!, había viajeros por todas partes, ¡más de cien!, a algunos ya les conocía y a otros muchos, ahora ya si. Nada más y nada menos que la reunión era en uno de los locales mas “Like a Sir” de Madrid, ¡Platea!.

Platea

Nada más aterrizar, me esperaba la tele

Después de un sinfín de fotos en el que iba a ser mi primer “photocall”, de una entrevista en la tve y de risas y animadas charlas con los bloggers, llegó la hora de cenar.

Así fue mi experiencia “sin gluten” en Platea.

Con bastante apetito y acompañado de mi madre, bajé a la planta baja de Platea, al llamado Foso ya que tenía muy claro lo que quería cenar, ¡Hamburguesas!. El lugar elegido fue el restaurante “Entrecortes”, de Sinergías, 4 estrellas Michelin y 8 soles Repsol avalan la profesionalidad de los chefs que están detrás de este negocio. Especialistas en carnes a la brasa, entre otras muchas exquisiteces y que además adaptan toda su carta para los celiacos, ¡era perfecto!.

Platea

Mi aliado de “entrecortes”, su cocinero

Me dirigí al cocinero y le comenté que era celiaco y que quería cenar una hamburguesa con papas…solo con verle la cara y escuchar su explicación sobre el 100% “Sin Gluten” del plato, supe que aquí, ¡si podía comer tranquilo!.
Mi plato llevaba dos hamburguesitas, una de atún y otra de carne, metidas entre el pan “sin gluten” y acostadas en una alfombra de papitas paja. ¡Ya os podéis imaginar como estaban de ricas!.

Platea

Deliciosísssimaasssss!!!!

Llegó el domingo y para celebrar que estábamos los tres juntos y que estos días por Madrid habían sido todo un éxito, regresamos a Platea para almorzar.

Para los que no lo conozcáis, os diré que Platea el mayor centro de ocio gastronómico de Europa.Tiene varias plantas, y en las dos primeras varios restaurantes. Pides la comida en la barra y buscas un sitio donde sentarte en la zona común para todos los restaurantes. Para los que habéis estado en el Sudeste Asiático, viene siendo como un “food center” pero de lujo.

Platea

Espectacular Platea y sus espectáculos

Mis padres tenían claro que querían comerse un ceviche mixto, una de las especialidades del prestigioso chef peruano Kiko Zeballos en su restaurante “Kinua” de Platea, (el 81% del menú de este restaurante es “sin gluten”) y unas enchiladas de pollo con queso y mole al estilo mejicano obra del mismo chef y cocinadas en su restaurante “Beso de sal” 100% “sin gluten”.

Platea

Ceviche mixto, todo un espectáculo de color y sabor

Platea

Enchilas con mole poblado, te hace?

Yo, que todavía recordaba el exquisito sabor de mis hamburguesas, no me lo pensé dos veces y volví a pedirlas junto con unas alitas de pollo en “Entrecortes”, acompañé estos platos con unas deliciosas porciones de un riquísimo sushi del restaurante “Shikku”.

Platea

Eligiendo mi menú “sin gluten”

Platea

En Platea da gusto ver como trabajan sus empleados

Platea

Ñam Ñam, que rico el sushi

Cuando llegó la hora del postre, mis padres fueron hasta Mamá Framboise, (el espacio más goloso de Platea) capitaneado por un monstruo de la alta pastelería, Alejandro Montes. Dos pastelitos con una pintaza increíble y dos cafés completaron su menú.

Platea

Elegancia y sabor en todos los postres

En esta ocasión yo no tuve tanta suerte como ellos, en Mamá Framboise, todavía no sirven postres “sin gluten”, aunque no os preocupéis amigos celiacos, lo estuvimos hablando y nos comentaron que están en ello y que cualquier día de estos nos dan la bienvenida con un surtido de macarons “sin gluten” para celebrarlo.

Solo me queda contaros que, del total de la oferta gastronómica de Platea, el 70% de la carta es “sin gluten” y que cuatro de sus restaurantes lo son al 100%. Me parece un lugar ideal para poder disfrutar de una deliciosa comida sin tener que preocuparme del “gluten”.