Granada es espectacular, lo sabemos todos los que la hemos visitado, es imposible no haber oído hablar bien de ella. La ciudad nos enamoró desde el minuto uno. Granada engancha al visitante con sus pintorescos barrios, el buen hacer y la simpatía de sus gentes, también por su deliciosa gastronomía representada en unas ricas tapas que te sirven gratuitamente acompañando a la cervecita o al refrescante tinto de verano, pero Granada engancha sobre todo por su historia, por su importantísimo legado cultural y arquitectónico, plagado de importantes vestigios de su pasado árabe que tantas cosas bellas le dejó.

Granada

Vistas de la Alhambra desde lo alto del Albaicín

Durante nuestra visita a la ciudad, recorrimos algunos de los barrios con más solera, barrios que fueron y son cuna de grandes artistas, barrios en los que el bullicio del ir y venir de turistas, que como nosotros, quieren descubrir el pasado y el presente de una de las ciudades más bellas y embriagadoras de España.

A decir verdad, nunca olvidaremos nuestro paseo por el barrio del Albaicín. Era primavera y el solecito empezaba a calentar, a lo lejos la imponente Sierra Nevada nos recordaba con su ligero manto blanco que el invierno no nos había dejado del todo. Granada era un hervidero de gente, de color y de fiesta, era Semana Santa y tanto los más fieles a esta festividad como los que no, iban y venían disfrutando del ambiente.

Nosotros nos alojamos en el Makuto Hostel, en pleno barrio del Albaicín. Cuando el sol parecía que nos iba a dar una tregua, subimos a lo más alto del Albaicín para ver caer la tarde sobre las murallas de la Alhambra, en ese momento, viendo como la piedra se tornaba de color naranja, no pudimos evitar recordar las palabras del Señor Clington cuando dijo contemplando la misma estampa, ¡Es el atardecer más bello que jamás he visto!

Granada

La casa de Zafra de noche

Cuando uno piensa en Granada inevitablemente piensa en la Alhambra, la niña bonita de la ciudad y su tesoro más preciado pero a partir de ahora tenemos otras muchas buenas razones para acercarnos a esta bella ciudad, ya que cuenta desde hace poquito con nuevos monumentos dentro y fuera de ella, nuevos puntos de interés turístico que han estado cerrados pasando un largo y trabajoso periodo de rehabilitación y que ahora ya son accesibles al público. Joyas del patrimonio histórico y cultural de la ciudad y que gracias al esfuerzo de personas interesadas en preservar y mostrar al mundo estas maravillas, han conseguido hacer posible el milagro.

Granada

panorámica del patio interior de La Casa de Zafra

De entre estos nuevos puntos de interés, cuatro concretamente, nosotros os vamos a hablar de dos de ellos, La Casa de Zafra y el Centro de interpretación de la Casa de Zafra, ambos ubicados en nuestro rincón preferido de Granada y que estamos deseando visitar en nuestra próxima visita a la ciudad.

La Casa de Zafra la nueva joya de Granada

Está ubicada en el famoso barrio del Albaicín, declarado desde 1994 Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Granada

Exteriores de La Casa de Zafra

La Casa de Zafra, constituye uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura andalusí de carácter residencial. En ella, encontramos valores históricos, artísticos, arquitectónicos y paisajísticos de primer orden.
En un primer momento es decir, en su origen, la Casa de Zafra, se encontraba ubicada dentro del recinto de la Granada Andalusí, concretamente en el llamado barrio de Axares (del Deleite) y se cree que por su imponente arquitectura, pudo pertenecer a alguna de las nobles familias que habitaron la Granada Hispano musulmana. La arquitectura de la Casa de Zafra, fechada en el siglo XIV y ampliada en el siglo XV, representa a la perfección la tipología de casa nazarí organizada en torno a un patio rectangular, con alberca central, eje longitudinal norte‐sur marcado por la presencia de pórticos enfrentados en dichos lados menores que anteceden a las salas nobles de la vivienda. Su entrada se realiza a través de un zaguán en recodo para evitar la visión directa desde el exterior y salvaguardar la intimidad doméstica que da acceso al patio, el cual se convierte en el elemento distribuidor a las diferentes estancias de la casa.

Granada

Detalle del interior de la Casa de Zafra

En el siglo XVI la casa sufrió ciertas transformaciones para adaptar su uso a las costumbres de sus nuevos moradores cristianos. La Casa de Zafra perteneció a Don Hernando de Zafra, secretario de los Reyes Católicos y casado con Doña Leonor de Torres. Antes de morir los señores de Zafra hicieron donación de la casa junto con otra edificación para formar el convento de religiosas dominicas de Santa Catalina de Sena (Siena), más conocido como Convento de Zafra. En 1931 este recinto fue declarado monumento histórico-artístico y en 1946 y debido a su precario estado de conservación fue adquirido por el Ayuntamiento de la ciudad de Granada perteneciendo a él hasta hoy. Entre 1989 y 1991 los arquitectos Antonio Almagro y Antonio Orihuela llevaron a cabo una restauración integral y entre 2010 y 2012 ha sido rehabilitada.

Granada

Maravillosos interiores

De entre los elementos artísticos originales que podemos encontrar si visitamos la casa hay columnas, capiteles, arcos festoneados, angrelados y gallonados, albanegas decoradas con rosetones y estrellas de ocho, atauriques, solería de mármol, pies derechos con zapatas, armaduras y alfarjes con restos de policromía entre otros; destaca la presencia de restos de pintura mural nazarí, singularidad que no tienen otras casas musulmanas conservadas en Granada. Estas pinturas se encuentran en el ala sur de la casa y tienen la misma tipología que las expuestas en algunas estancias de la Alhambra. Esta última restauración nos permite conocer como eran las casas nobiliarias tradicionales de la época nazarí.

El Centro de Interpretación “Casa de Zafra”

Ahora que ya os hemos contado el origen y características de esta maravillosa construcción os queremos contar que además La Casa de Zafra es la sede del Centro de Interpretación “Casa de Zafra” que es el espacio cultural que articula el conocimiento y la difusión del barrio del Albaicín.

Granada

Interiores de la rehabilitada Casa de Zafra

Este centro es un ambicioso proyecto que combina a la perfección el descubrimiento del patrimonio histórico con las nuevas tecnologías. Así se hace posible admirar los elementos arquitectónicos originales como la alberca, las galerías con vistas a la Alhambra o la decoración epigráfica combinados con recursos interactivos de última generación, como son, una gran mesa multitáctil o la aplicación para los teléfonos móviles. Mediante códigos QR e imágenes en 360º, nos podremos hacer una idea de como eran las casas nazaríes de la época.

Granada

Estancias que invitan a soñar

Con esta iniciativa, se intenta conseguir que lugareños y visitantes conozcamos la historia del maravilloso barrio del Albaicín a través de rutas temáticas. Si necesitas más información sobre La Casa de Zafra, no dudes en consultar en Turismo de Granada.

Si hasta el otro día teníamos razones suficientes para regresar a la maravillosa ciudad de Granada, ahora aún más.

“Post patrocinado por Plan de Turismo de Granada”