Saliendo de la ciudad las carreteras se alejan serpenteantes hacia algunos puntos de interés cercanos a la ciudad y otros enclaves menos frenéticos. Las excursiones más populares suelen llevar por una concurrida carretera hasta los túneles de Cu Chi y una visita a los caleidoscopios colores del templo de Cao Dai  en Thay Ninh, un lugar fascinante donde se descubre la peculiar religión vietnamita.
Nos vamos de excursión para echar la vista atrás en el tiempo…

GranTemplo de Cao Dai:
En Tay Ninh y a poco menos de 100 km de Ho Chi Mingh, la capital de Vietnam hay un templo que es la “santa sede” del grupo religioso Cao Dai,  movimiento religioso indígena y el mas interesante de todo Vietnam, que incorpora aspectos del budismo, el taoísmo, el catolicismo y el confucionismo. Sincretismo religioso puro, así que si no tienes muy claro a qué religión sumarte porque a todas las encuentras algo interesante… ten en cuenta al grupo Cao Dai.

Este templo colorido se construyó entre 1933 y 1955 y en cierta forma nos recuerda a una iglesia católica ya que tiene dos torres y una larga nave central con galería superior y naves laterales con altar y todo. Tanto la fachada externa como el interior del templo están decoradas vistosamente con símbolos, diseños abstractos e imágenes de santos.

El cielo raso está decorado con una pintura del cielo con nubes, hay columnas con dragones, 28 en total, cobras que representan las siete emociones humanas y hay además manifestaciones de Buda. En el templo resaltan los colores amarillo (por el Budismo), el azul (por el Taoísmo) y el rojo por el Cristianismo. Y estos colores también se observan en la ropa de los monjes. El símbolo más importante del grupo y del templo es el Ojo Divino, el ojo izquierdo de Dios, el Yang.

Si tienes suerte tal vez puedas presenciar alguna de las cuatro ceremonias que tienen lugar todos los días a las 6am, el mediodía, 6pm y medianoche. Hay una orquesta con 100 músicos y un coro de 20 jóvenes que oran y cantan himnos que si bien suenan a himnos occidentales son acompañados por música tradicional vietnamita.

No suelen tener inconveniente en que fotografíes los objetos del templo, pero debes de pedir permiso a los monjes para sacarles fotos a ellos. Hay que tener en cuenta la vestimenta, evitar llevar pantalón corto y prendas sin mangas aunque puedes llevar sandalias ya que te las quitas antes de entrar.

Túneles de Cu Chi:
A primera vista se perciben pocos signos de las batallas,los bombardeos y la destrucción que la guerra ocasionó en Cu Chi. Para ver lo que pasó hay que adentrarse en el subsuelo.
Esta red de túneles se hizo legendaria en la década de 1960 porqué facilitó al Vietcong el control de una amplia zona rural a solo 30 o 40 Kms. De la ciudad de Ho Chi Minh. Había mas de 250 Kms. de túneles.

La red en algunas partes era de varios pisos incluía innumerables trampillas de acceso, zonas para vivir, almacenes, fábricas de armas,hospitales de campaña, centros de mando, escuelas y cocinas. Auténticas ciudades subterráneas.

Debido a la dificultad por parte del ejército estadounidense por hacerse con la zona, tomaron la peor de las decisiones…” la zona más bombardeada, gaseada, desfoliada y en general devastada de la historia de la Guerra”.

Nosotros nos convertimos por unas horas en protagonistas de excepción. Recorrimos la zona boscosa contemplando las “trampas” colocadas estratégicamente por el Vietcong camufladas entre la maleza. Recorrimos el interior de los túneles claustrofóbicos . Realmente toda una experiencia.

¡Fuego!!!
Si te apetece puedes experimentar lo que se siente al disparar un AK-47. Que se lo pregunten a Octavio, estaba como un niño con zapatos nuevos.

Anécdota del día…
Cuando terminamos nuestra visita al templo de Cao Dai, cogimos el bus con destino a nuestra aventura por los túneles de Cu Chi, todo era normal hasta que…. PLOF!!! PLOF!!! el bus deja de caminar… Una hora y media tirados en la cuneta de la carretera rodeados de arrozales…Que bonito!!! Octavio decidió pasar el rato “ligando” con una señora filipina y Alvaro descansando en una hamaca a la sombra mientras mamá sacaba fotos del acontecimiento para la posteridad.

Podéis encontrar mas información para completar una visita  al  Templo de Cao Dai picando