Poitiers y Futuroscope

Después de la maravillosa casualidad de descubrir el pueblito de Roullete, tocaba proseguir con nuestra ruta. Le habíamos prometido a Alvaro que lo llevaríamos a pasar una jornada intensa en el parque temático de Futuroscope, bueno y al padre también le hacía mucha ilusión ir. Pero por el camino teníamos una cuenta pendiente visitar la preciosa ciudad de Poitiers, que tres años atrás en nuestro viaje por la Costa Atlántica Francesa, Bretaña, Normandía y el Valle del Loira, no pudimos visitar bien porque pillamos un día de esos que le da por llover y no parar. Así que saldamos nuestra deuda con ella y disfrutamos un día allí.

Aunque  Poitiers es la clásica ciudad de paso, en la que el viajero suele emplear sólo unas horas de visita, esta ciudad ofrece al visitante otros muchos atractivos y que nosotros intentamos visitar, aunque encontramos mas de uno en obras.

Destaca sobremanera la suntuosa portada de la Iglesia de Notre-Dame-la-Grande, románica, de una bellísima piedra de tonos claros, recientemente restaurada, situada casi en el centro geográfico de la vieja ciudad, de 1140, de un románico notable cuya estampa es la más típica de la ciudad y en su obra destacan diversas escenas bíblicas. Lo más destacado es su fachada principal, recuerda un arco de triunfo con tres arcadas y una estatuaria de calidad, conjunto enmarcado por sendas torrecillas circulares rematadas en airosas cúpulas.

Pero a lo largo de la ciudad se pueden hallar otros elementos de alto valor histórico o artístico, entre los que destacan la iglesia de San Hilario, la catedral y el antiguo baptisterio.

Iglesia de San Hilario

Cuenta la historia que San Hilario fue el gran evangelizador de las Galias, allá por el siglo IV, además impulsó la obra de su discípulo San Martín, quien propagó por el territorio la vida monástica.

El interior de San Hilario es imponente. Sobre la tumba de San Hilario se edificaron diversas iglesias. La actual tiene buena parte de los siglos XI y XII, junto con obra y reconstrucción posterior. El interior tiene grandiosidad. Con un notable desnivel entre la zona del presbiterio y el resto del edificio, y una gran profusión de columnas. Una amplia estructura de columnas sostiene bóvedas y cúpulas.Así surge un interior curioso, con un presbiterio sobre la tumba de San Hilario- realzado por la altura, y una espectacular perspectiva de columnas. Rejas del siglo XII y pinturas románicas dan aún más interés al edificio.

Catedral de Sant Pierre

La catedral se halla en una cota más baja del promontorio sobre el que se ubica la vieja Poitiers, pero aún así su tamaño hace que aparente como la iglesia más imponente de la ciudad. De hecho es su mayor templo. Es de estilo gótico, básicamente de los siglos XII y XIII, y cuenta con una interesante fachada, del siglo XIII, en la que destacan dos sólidas y poderosas torres, que dominan el entorno urbano, durante los últimos tiempos está siendo objeto de una profunda restauración.

Antiguo Baptisterio

Es el edificio cristiano más viejo de Francia y se halla en las inmediaciones del templo catedralicio de Poitiers. La sala bautismal tiene la pila octogonal donde antaño de bautizaba a los cristianos por inmersión. Fue la única pila bautismal de Poitiers hasta el siglo XVII. El origen del edificio se vincula a la época de San Hilario, evangelizador de las Galias.

FUTUROSCOPE

Futuroscope es un parque temático donde las atracciones se basan en lo multimedia, las últimas tecnologías cinematográficas, audiovisuales y robóticas del futuro. Actualmente es el único lugar que tiene 6 salas equipadas con tecnología IMAX, en todas sus versiones.

Casualmente nuestra visita coincide con su 25 aniversario por lo que el parque propone un programa especial con nuevas atracciones y espectáculos, además de los clásicos que ofrecen siempre.

Llegamos por la tarde con nuestra camper, la zona dispone de una zona comercial con un Auchan y una amplia zona de aparcamientos para autocaravanas y furgonetas a cinco minutos andando con una zona para vaciado de aguas grises y limpieza de químicos…como siempre en Francia….alucinante. Dormimos 2 noches y nos cuesta 8€.
A la mañana siguiente, nos levantamos temprano para poder desayunar, preparar la mochila con el almuerzo y llegar al parque sobre las 9:30h. Las entradas las habíamos comprado la tarde anterior en la oficina de turismo de Poitiers.

El parque es alucinante y nada más llegar en la tercera atracción en la que nos montamos recorremos un río en una barca y con dos mega pistolas de agua, por hacer dianas se activaban unos chorros de agua que nos dejaron empapados, eso junto con la gente de las otras barcas nos dimos un buen refresquito. No dejamos ni una atracción por ver. La película de Arthur en 4D, conocer al Principito y seguirlo en una apasionante aventura sensorial en 3D, los monstruos del futuro también en 3D y más y más y más. Aunque lo más apasionante si cabe, estaba por llegar a las 22:15 daba comienzo el gran espectáculo nocturno, no sabemos si por el 25 aniversario o porque es siempre así. Se trata un fantástico espectáculo de agua, luz y sonido, formando hologramas  que quitaban el sentido. Sin duda había merecido la pena ir a FUTUROSCOPE, nos gustó a los 3.

Comentar para todos aquellos que vayan a visitarlo con vehículo tipo autocaravanas o campers, que en todo momento se puede salir del parque y volver a entrar, te ponen un sello fosforito y transparente, así que puedes ir tanto a almorzar como a cenar a tu vehículo.