Una parada por el camino

Tolosa amanece espectacular, radiante, como queriendo despedirse de nosotros de la mejor manera. El cielo azul eléctrico, salpicado por alguna nube que le daban mas vida al verde de las montañas, un precioso paisaje para una hermosa tierra.

Seguimos en casa de Gildo, íbamos a pasar la mañana allí, así que no teníamos mucha prisa. Durante el desayuno conversamos de la vida, de nuestras inquietudes y lugares que nos gustaría visitar. Hablamos de viajes y mas viajes, pasados, presentes y futuros. Pero como nada es eterno, teníamos que partir, nuestra ruta continuaba, queríamos cruzar la frontera, pasar a Francia, e intentar llegar a Poitiers, ciudad donde se encuentra el Parque Temático de Futuroscope.

Una vez cruzada la frontera y e la larguísima carretera de Las Landas decidimos que teníamos que hacer una compra, avituallar la furgo de los divinos alimentos, jejeje y como nos encanta chafardear por los supermercados paramos en un Auchan de las afueras de Burdeos, (aquí Alcampo). Nos llevó unas cuantas horas hacer la compra, por dios y sin desmerecer los que tenemos en Canarias, ya que los de la Península no los conozco, que gran diferencia en productos y en su variedad, por no hablar de precios, pero en fin estas son las cosas que hace que nos encante viajar, el poder ver las diferencias.

Pues nada cuando terminamos de la compra, ya habíamos hecho el día, teníamos que buscar sitio para dormir, un parking de autocaravanas donde estacionar nuestra furgoneta y hacer noche. En Francia si viajas en autocaravanas o camper lo recomendable para encontrar un buen parking de pernocta es llegar antes de las 20 horas, mas tarde es difícil que encuentres algo, sobre todo en los meses de verano. El lugar seleccionado era Roullet-Saint-Estèphe, como a una hora de Burdeos y en dirección Poitiers, ruta que teníamos marcada para el día siguiente.


Roullete es una pequeña población francesa, en la región de Poitou-Charentes, departamento de Charente, en el distrito de Angoulême y cantón de La Couronne. Poco tiene que ver, salvo su pequeña iglesia de estilo gótico y un mercado ambulante que colocan en la plaza de ésta. Pero lo que si posee es un parking de autocaravanas muy bien preparado, cerquita de un estanque con zona recreativa donde hacer barbacoas, senderos para bicis, zonas para la practica de deportes, la verdad que muy bien preparado. Un precioso lugar donde pasar unas horas y descansar.