Santorini, una explosión de naturaleza

De buena mañana salimos del centro de Atenas en metro hasta el Pireo, donde zarparemos dirección Santorini, reina de las Cicladas, en el ferrys Blue Star, un magnífico barco con una travesía de unas 7 horas, y donde conocimos a dos muy buenos amigos nuestros de Madrid, Fernando y Gema, dos grandes viajeros.

Magníficas vistas y enormes sentimientos se apoderaron de nosotros cuando el barco entraba en la bahía de Santorini, con la isla de Terasia a la derecha , Santorini a la izquierda y Nea Cameni de frente. La caldera del volcán sumergido al que pertenecen esta islas nos recordó mucho a Las Cañadas del Teide de nuestra isla de Tenerife (Islas Canarias) pero sumergida.

A la llegada al puerto de Atimo, lo primero que nos asaltan cuando descendemos del barco es una multitud de lugareños promocionando alojamientos, miramos, sopesamos alternativas y nos decidimos por un apartamento  con cocina, así podemos hacer a Alvaro sus comidas. Posee piscina y se encuentra cerca de la Playa Monolito, el propietario nos ofrece transporte gratuito a la capital de la isla, Fira.

Fira, ciudad casi por completa peatonal, encaramada en una de las laderas de la caldera parece que se desploma hacia el mar Egeo. Repletas de casas de color blanco con terrazas adoquinadas e iglesias cristianas ortodoxas con sus típicas cúpulas azules. Conforman una  de las mas espléndidas imágenes de la isla junto con la otra la ciudad de Ea, en el extremo oeste de la isla. Centro financiero y económico, vive principalmente del turismo y por tener a sus pies el puerto de escala de cruceros. Uno de los grandes encantos de esta isla es asomarse a una de sus terrazas que dan al acantilado y contemplar el mar.

Ea encaramada en una ladera empinada de la caldera, posee una de las vistas mas sorprendentes de Santorini y posiblemente uno de los atardeceres mas espectaculares del mundo, siendo este momento del día cuando coge todo su esplendor, llenándose sus estrechas callejuelas de gente.

Nuestros días en Santorini pasaron tranquilos recorriendo la isla, disfrutando de todo su encanto.

Pd. Contaros que  con Fernando y Gema surgió  una enorme amistad que se mantienen en nustros dias y que seguimos cultivando siempre que podemos, tanto visitándolos en Madrid como ellos haciendolo en Canarias.