Viajamos a Munich en familia. Sin duda una de las mejores opciones para disfrutar de esta ciudad.

Como bien sabéis somos unos enamorados de Alemania y dentro de este maravilloso país uno de los lugares que más nos ha gustado ha sido Munich, por algo dicen de ella que es una de las mejores ciudades para vivir.

Por este motivo hemos preparado este post titulado viajamos a  Munich en familia, para que le saquéis el máximo partido a la ciudad si venís a visitarla.

Munich en familia

En Munich es un gusto hacer cicloturismo en familia

Nosotros hemos estado en dos ocasiones en la ciudad y curiosamente, las dos veces han sido durante el año 2014, la primera de ellas a finales de julio y durante nuestro #Europara3, y la otra a primeros de noviembre para celebrar el cumpleaños de Álvaro (regalo elegido por él) .

Cualquiera de estas dos épocas del año, son muy recomendables para visitarla. En verano los días son más largos, hace mucho más calor y podremos disfrutar mejor las actividades al aire libre, pero no cabe duda, que el otoño en la ciudad es precioso. Todos sus parques y zonas verdes visten a sus árboles de hoja caduca con colores amarillos y caobas, os podéis hacer a la idea de lo bonito que resulta pasear por ellos.

Munich en familia

El otoño en Munich

Otra de la época del año que nos han contado en que la ciudad adquiere un color especial es en el mes de diciembre, ya que la Navidad en Alemania comienza a principios de este mes y se da por finalizada el 25 de diciembre. La ciudad se llena de luz, de mercados navideños y puestos de comidas típicas. Algún día estaremos allí para disfrutarlo y entonces actualizaremos este post, contándolo en primera persona.

Como os comentaba al principio del post, esta ciudad es un lugar ideal para visitar en familia y recorrer en bicicleta, (siempre se pueden alquilar), ya que la ciudad, está súper preparada para poderse desplazar por ella sin ningún tipo de problema en este medio de transporte. Si optas por recorrerla en transporte público os aconsejamos la Munich Card, dispone de un bono de varios días para familias y en el que os incluyen los transportes públicos de forma ilimitada, además de muchos descuentos en las atracciones turísticas de la ciudad. Nosotros por descontado que la hemos usado y sinceramente la recomendamos ya que ahorraréis mucho dinero.

La ciudad de Munich cuenta con numerosas y variadas atracciones turísticas por ello, es ideal para todo tipos de edades. Además no sufráis a la hora de comer, en Munich sirven unas salchichas y unas patatas deliciosas entre una variada oferta de restaurantes de todo tipo que a buen seguro harán las delicias de todos los miembros de la familia.

VIAJAMOS A MUNICH EN FAMILIA

De visita obligada es acercarse hasta el Marienplatz, es el centro neurálgico de la ciudad. Sin duda su plaza más famosa, donde los niños podrán corretear a sus anchas y donde se encuentran ubicados varios monumentos de gran importancia como son;

– La columna de Santa María.

Munich en familia

Edificios espectaculares en la Marienplatz

Se encuentra en el centro de la plaza y llamada así pues en lo alto de la columna se encuentra la imagen de la Virgen María escoltada por cuatro ángeles simbolizando las victorias sobre el hambre, la herejía, la guerra y la peste.

– El antiguo ayuntamiento.

Bellísima construcción gótica, con más de 500 años de antigüedad, que hoy en día sigue despertando el interés de todo el que se acerca a él, no solo por su bonita fachada, sin también por el estilo medieval que conserva en su interior.

– El nuevo ayuntamiento.

Espectacular fachada de estilo neoclásico que no deja indiferente a nadie. Los más pequeños y los no tan pequeños, disfrutan viendo bailar a las figuras en tamaño real de su carillón y que se asoman todos los días a las 11h, a las 12h y a las 17h. (el horario puede variar según la época del año), aconsejamos informarse bien cuando la visitéis.
También se puede subir a lo alto de su torre y disfrutar de otra perspectiva de la ciudad.

– El Viktualienmarkt.

Para los amantes de los mercados como nosotros, os aconsejamos visitar el Viktualienmarkt ya que en él, podréis adquirir productos frescos de la zona y que se encuentra muy cerquita de la Marienplatz. Este fabuloso mercado está orientado principalmente a productos ecológicos y gourmet y tiene una superficie aproximada de 22.000 metros cuadrados repletos de frutas, verduras, quesos y flores. Además consta también de una zona adaptada con mesas para sentarse a degustar alguno de los productos adquiridos en el mercado, o simplemente degustar una suculenta cerveza alemana en el biergarten.

Munich en familia

Munich, una ciudad que rebosa ambiente por los cuatro costados

– El Jardín Inglés.

Munich en familia

Los muniqueses aprovechan cualquier rincón para practicar el surf

Como ya os hemos comentado Munich se caracteriza por poseer muchos parques y uno de los más famosos es éste, además está considerado uno de los parques urbanos más grandes del mundo. Recorrerlo en bicicleta, patines o simplemente usarlo para pasear o descansar, hará las delicias de toda la familia.

El parque además, está atravesado por un canal de agua, es artificial y en alguno de sus tramos se suelen formar olas. Algunos muniqueses aprovechan para practicar surf.
A su alrededor se concentran numerosos grupos de jóvenes y también familias para disfrutar del espectáculo, sin duda, nada típico y que seguro que a vuestros hijos les encantará.
Completan sus atractivos, una gran Pagoda China, una casa de té japonesa y un templo de estilo griego.
Para reponer fuerzas, nada mejor que sentarse en una de las dos Biergärten (cervecerías típicas alemanas) que posee el parque.

– El museo de la BMW

Sin duda un clásico de esta ciudad es una visita a este estupendo museo donde podréis interactuar con los vehículos de ultima generación de la marca germana. Aquí tanto padres como hijos se lo pasarán genial, ya que cuenta con simuladores donde probar las últimas máquinas.
*Seguramente que si vuestros hijos son muy pequeños no les gustará tanto.

Munich en familia

Edificio y museo de la BMW

– El Parque Olímpico.

Munich en familia

La zona Olímpica de la ciudad, bien merece una visita

Creado para albergar el estadio olímpico de los juegos de 1974, es uno de los parque más bonitos e impresionantes de la ciudad, muy cerquita del museo de BMW. Buena opción si tus niños son muy pequeños y no les atrae el museo. Aquí todos los miembros de la familia se lo pasaran en grande. Se pueden ver patos y cisnes nadando entre sus lagos, se puede jugar al fútbol o a baloncesto en sus innumerables canchas, recorrerlo en bici o patines. Subir a su impresionante torre y divisar la ciudad desde lo alto y hacer una visita guiada al majestuoso Estadio Olímpico. Si vas en invierno y hay nieve incluso tiene zonas adaptadas para tirarse en trineo.

– El Allianz Arena.

Munich en familia

Así se despide la tarde sobre el Allianz Arena

Como no, el estadio de los estadios no podría faltar en una visita a Munich, aunque se encuentra en las afueras de la ciudad pero muy bien conectada por metro, su visita, es una de las tracciones turísticas por excelencia. Tanto el tour por el estadio como la visita al museo del Bayern de Munich se convertirán en una de las mejores experiencias que haréis si sois amantes del fútbol. Nos gustó mucho visitarla y recomendamos ir al caer la tarde para poder ver desde allí el impresionante atardecer que podemos divisar de la ciudad y del estadio.
*Si tus hijos son muy pequeñajos quizás no sea lugar para ellos.

– El bus turístico.

Una buena opción si lo que quieres es disfrutar y aprender de las atracciones de la ciudad cómodamente. A Álvaro le encantó, le sirvió para después poder decidir sus prioridades. Lo hicimos con la empresa Münchener Stadtnundfahrte aunque existen algunas mas.

Pasear por la orilla occidental del río Isar.

 

Munich en familia

Aprovechando los días de buen tiempo para disfrutar al aire libre

Junto a él, tanto en invierno como en verano se reúnen las familias y grupos de amigos para pasear por sus impresionantes parques o simplemente hacer ejercicio recorriendo en bicicleta sus innumerables carriles. En verano es un lugar ideal donde pasar un precioso día de calor, llevarte unas cervezas, una pequeña barbacoa o picnic y pasar el día mientras los niños juegan a la vera del río. Es muy normal verlo entre las familias muniquesas.

Además podéis recorrer los preciosos parques de Fruhlingsanlagen, el Tierpark y el gigantesco Perlacher Forest.

Esta es nuestra selección sobre Viajamos a Munich en familia, indudablemente tiene muchos más atractivos turísticos para visitar, pero que quizás a los más jóvenes de la casa no les atraigan demasiado, así que queda pendiente otro post sobre “Munich sin niños”.
Si queréis saber como llegar y salir de Munich, podéis echar un vistazo aquí.