Füssen, ciudad de castillos

Füssen, ciudad de castillos

Terminada nuestra estancia en el Lago Constanza y con ganas de seguir ruta, después que unos chicos de Madrid ,que viajaban en autocaravana, nos hablasen maravillas de  la zona de Füssen (Alpes alemanes) y del Tirol (Austria), rompimos con todos los planes de ruta que teníamos en mente y sin importarnos los casi 300 km y mas de 4 horas de carretera que nos teníamos que meter, allí nos fuimos, teníamos tiempo y sobre todo muchas ganas e ilusión, nos lo pintaron tan bonito que no podíamos dejar de ir, y sabéis una cosa, lo mejor que hicimos, pues maravillados que quedamos, y con ganas de montar otro viaje solo y exclusivamente a esa zona para disfrutarla bien a fondo.

Para ir acortamos camino yendo por la parte suiza y austriaca del Lago Constanza, son autovías y gratis, para volver a adentrarnos en la zona sur de Baviera, Alemania, allí cogimos un tramo de las famosas y perfectas autopistas alemanas (Autobanh) sin limitación de velocidad y comprobamos como los deportivos solo los escuchas y no los ves, jejejejeje. Llegamos a Füssen a media tarde, tocaba buscar algún lugar donde aparcar la camper-van para hacer noche, y encontramos un parking a las afueras, adaptado para vehículos vivienda, con todos los servicios, incluso de duchas y baños por 12 euros la noche incluyendo parcela y electricidad. Después de dejarlo todo colocado, marchamos con las bicis a visitar el pueblo.

Füssen está situado a los pies de los Alpes. Está a pocos kilómetros de la frontera con Austria y muy cerca del norte de Italia. Casi todo el turista que viene a Füssen está de paso y principalmente para visitar el famoso castillo de Neuschwanstein, pero es totalmente recomendable pasar un par o tres días disfrutando de sus genuinas cervecerías, de la naturaleza y de los paisajes alpinos que lo rodean, del peblo parten innumerables rutas de cicloturismo y otras para hacer trekking. Füsen en sí, no tiene mucho que ver excepto el Hohe Schloss, la antigua residencia de verano de los obispos de Augsburgo. Nosotros estuvimos 2 días enteros y sinceramente, nos supo a poco y nos quedó pena porque descubrimos que en los alrededores de Füssen hay miles de cosas por ver y hacer. Ya tenemos excusa para volver.

Sin duda, las principales atracciones turísticas de este pueblo son los castillos colindantes. Para llegar a ellos hay varias opciones: sale de Füssen un bus que te deja en un “descansillo” donde puedes ir andando al castillo (según los carteles se tarda unos 40 minutos solo para llegar a uno de ellos) o coger un coche de caballos, también hay un carril bici súper bien señalizado que te lleva hasta ellos. Los castillos son Neuschwanstein y Hohenschwangau y existen visitas guiadas para conocerlos. Si prefieres ver el castillo de Neuschwanstein desde fuera (o como complemento de la visita anterior) hay un mirador llamado Marienbrücke desde donde se ve la fachada y los preciosos bosques que lo rodean. Además, desde ahí salen algunos de los senderos que recorren las montañas al borde de los Alpes.

Ambos castillos pertenecían a Luis II de Baviera, según dicen,fue uno de los reyes más queridos de la región, era llamado el “inadaptado” por su inconformidad consigo mismo, por su homosexualidad y la falta de cariño por parte de sus padres. Los dramas musicales y escritos de Richard Wagner le entusiasmaban.Se quitó la vida o se la quitaron a la edad de 41 años, su final trágico todavía hoy es una incógnita. Hohenschwangau es la residencia donde pasó su infancia; Neuschwanstein ni siquiera fue terminado y Luis II vivió en él a penas unos meses. Este es uno de los castillos más famosos del mundo, y en él está inspirado el bonito castillo de Disneyland. La verdad, parece realmente de un cuento de hadas y princesas, con los paisajes tan paradisíacos que lo rodean.

Por desgracia para nosotros el precioso castillo de la Cenicienta estaba casi cubierto en su totalidad por una malla verde horrorosa!!!!, amigos al Neuschwanstein le estaban haciendo un lifting, solo asomaba una de sus torres. ¡¡¡Que desilusión!!!.
En fin!! siempre nos quedarán las millones de fotos que guardábamos en nuestras retinas, su peculiar historia, y una excusa más para regresar.

#POSTAMIGOS.-

Podéis encontrar mas información sobre el castillo de Neuschwanstein en los blogs de viajes “Lagarto Rojo Revista de Vajes y Cultura” , en “Viajes y Vivencias” , “Donde me dejes Llevarte” y “Viajeros Callejeros“.