Arenas Negras, una ruta por el Teide

Uno de los senderos dentro del Parque Nacional del Teide que más nos gusta es el de Arenas Negras, es de dificultad media-baja, una longitud de unos 7600 metros y un desnivel que asciende desde los 2050 metros hasta los 2300 metros en sus primeros 4,5  kilómetros , siendo ésta la parte más dura de todo el recorrido.

No era un domingo cualquiera, era el día de la festividad de Canarias, así que para celebrarlo nos fuimos a disfrutarlo junto a unos amigos. Mira que los hicimos madrugar, darse la paliza de coche hasta llegar al Teide, pero ellos erre que erre, que si, que estaban dispuestos, así que Iván, Isa y Diego se apuntaron al pateo, aunque sinceramente creo que lo hicieron por la novelería, por la tortilla de papas y los vasos de vino que vendrían después de éste. Eso sí… sea,. por lo que fuera, se portaron como auténticos campeones.

El inicio de la ruta, dentro del Parque Nacional está marcada como la nº 2,  parte enfrente del Centro de Visitantes del Parque Nacional, en el Portillo, junto con la ruta  nº 4, “Siete Cañadas”, bifurcándose a la izquierda a unos 500 metros de empezar ésta. Recorriendo la zona nordeste del Parque Nacional, dando la vuelta a la Montaña del Cerrillar sube hasta una amplia degollada para luego dirigirse al Llano de Maja.  En la zona más alta, el sendero ofrece una espectacular panorámica del Parque Nacional y del Llano de Maja. La bajada se realiza por la ladera occidental de la Montaña de Arenas Negras, por un zigzagueante sendero hasta encontrar de nuevo la pista de Siete Cañadas.

[vimeo 44978696]

En lo alto de la Montaña Cerrillar podremos disfrutar de colmenas, así que si se visita en primavera o verano hay que tomar las medidas necesarias para no tener ningún  percance con ellas. También será necesario tanto en verano como en invierno crema solar de un factor elevado, pues aquí por su altitud, los rayos solares son muy fuertes y perjudiciales para nuestra piel, así que no se os olvide,  también será imprescindible un buen  calzado, ya que se trata de una zona pedregosa, seca y de piedra volcánica, agua suficiente por si el día es de calor, ahí arriba hace mucho, gorras, etc…. en unas tres horitas esta hecho tranquilamente. Durante todo el recorrido se disfruta de una variada flora autóctona tan bonita como las retamas, que en primavera deslumbran por su precioso color blanco.

Sin duda nuestro día…el día de Canarias, no pudimos celebrarlo de mejor manera. Gracias a nuestros amigos, Isa, Iván y Diego por compartirlo con nosotros.

Tambien podeis encontrar mas excursiones y visitas por la isla si visitáis el blog de viaje amigo, La Gaveta Voladora.